Salsa Brava "WEB" haz clic y visitanos

Salsa Brava "WEB" haz clic y visitanos
Salsa Brava "WEB" haz clic y visitanos "La web de los salseros con clase"
Mi mùsica y tù mùsica,en el sitio donde mas la difrutas. aqui en Salsa Brava la que te impregna sabor salsero indiscutible y la que dia a dia ha hecho de nosotros, las personas mas agradecidas por vuestra presencia a lo largo y ancho de nuestras fronteras, difrutenla y compartanla con todos nosotros..¡¡ De nuestro agrado serà brindarle todas esas lindas emociones y alegrìas para ustedes de todos quienes nos acompañan en este largo pero sabroso traginal de felicidad.le damos la màs cordial bienvenida y que se lleven los mas lindos recuerdos de nuestra mùsica làtina...de "Salsa Brava "...para todo el Mundo y màs nà...!!!!!!! Gozateeeeeeelo.!!!!..Sabroooooso....!!!
Agrega el FEED o RSS de Salsa Brava para ques estes siempre actualizado con el blogg:

sábado, 21 de noviembre de 2009

Biografía: Joe Quijano Esterás “Precursor de la Salsa – Balada”

Joe Quijano esteras

Nacido el 27 de septiembre de 1935, en la parada 5 de Puerta de Tierra. Hijo de don José Quijano García y doña Luz María Esterás. Transcurrió su infancia en el edificio A, apartamento 1, de la comunidad del Falansterio. José Quijano Esteraz construye su vida en la ciudad de Nueva York, adonde sus padres emigraron en 1941 buscando mejor fortuna.
El barrio del Bronx se convirtió en su comunidad y desde allí absorbió las tendencias musicales imperantes en la época con las que fue educando su oído musical, sin pensar que la vida le aguardaba un asiento en la escena de los futuros protagonistas del ritmo latino.
Poco después, sus padres lo matricularon en clases de piano con los profesores Edubijes Bocanegra y María Luisa Lecom, esta última madre de Luis Varona, el pianista de "Machito". Esa experiencia lo relacionó con dos jóvenes habilidosos que pronto se convirtieron en figuras relevantes para la música latina: los hermanos Charlie y Eddie Palmieri.
Un viaje a Puerto Rico en 1943 interrumpió su formación musical. En la Isla, Joe Quijano residió con su familia por cuatro años en el barrio La Muda de Caguas, tiempo que no trascendió en su formación musical, mas le sirvió para familiarizarse con las producciones discográficas en moda y las que disfrutó desde el sonido de una vellonera que había en un bar a la esquina de su hogar.
De regreso a Nueva York, en 1950, retomó sus aspiraciones musicales y logró su primera experiencia artística con un grupo escolar cantando y tocando el bongó, en el que también participó Orlando Marín (timbal), Eddie Palmieri (piano), Chiqui Pérez (conga) y Larry Acevedo (voz). El grupo se bautizó con el nombre de Banana Kelly´s Mambo, en referencia al lugar donde vivía la mayoría de estos jóvenes alumnos: la calle Kellys, en el Bronx.
Joe Quijano es una de las figuras musicales de mayor trascendencia de la música caribeña, siendo uno de los principales protagonistas del ritmo de la pachanga de Nueva York que es, a su vez, el puente para la conformación del sonido salsero de finales de los años 60. Varios grandes músicos de la época también se convirtieron en exponentes de este ritmo, Pero entre todos, el trabajo y la creatividad de Joe Quijano posicionó esta musicalidad en una dimensión mayor.
Considerado como miembro de "la vieja guardia" de la música latina de Nuava York en los años 50 y 60, Joe Quijano se siente salsero aunque asegura que hay quienes no lo consideran en el grupo de los pioneros del género. Atendido o no como miembro de la grey salsera –fundamentalmente por no haber sido grabado para el sello Fania–, Joe Quijano es uno de los baluartes más destacados en el desarrollo de la música caribeña. También incursionó en la grabación de baladas con montuno. Con su voz grave impuso algunos temas en esta década y en la siguiente. El coleccionista Ricardo Sánchez sugiere que si se quiere dar una paternidad a la "salsa-balada", Quijano merece la primera oportunidad porque fue el que más hizo méritos en estos años.

Joe_Quijano

Poseedor de una clave espléndida, con la que afirma "me puedo batallar con cualquiera", su obra musical matizó uno de los primeros ejercicios de creación artística al fusionar elementos de sonora y charanga para imprimirle un distintivo a la expresión de la pachanga, un ritmo que para muchos es el precursor de la salsa, y que conserva, además, el carácter sórdido con el que se identificó la salsa en sus inicios como representante del sentimiento latino en Estados Unidos.
Su conjunto, que tuvo su primer ensayo en noviembre de 1956, en las facilidades del Club Tritons, en el 163 y Boulevard, el mismo día que Johnny Pacheco inició su proyecto musical, pudo articular la sonoridad que vaticinó el rumbo de la musicalidad caribeña en el mercado de Nueva York. En ese sentido, fue la antesala salsera, una especie de frontera que marcó el tiempo en el desarrollo de nuestra música en el ejercicio de cohesión de la rumba, la guaracha, el mambo, el cha-cha-chá y la pachanga, para darle vida en la expresión de la salsa.
A finales de 1951, la iniciativa de los Banana Kelly´s Mambo se fue ampliando bajo la dirección de Orlando Marín con la incursión de tres trompetas y un bajo, y en poco tiempo se transformó en Joe Quijano y su Conjunto y El Conjunto de Eduardo Palmo –que era como solía llamarse Eddie Palmieri. Al mismo tiempo, Joe Quijano dirigió un conjunto con el que se presentó por tres años consecutivos en las fiestas de verano que celebraba la población judía de Nueva York y en la que interpretaba en inglés variaciones en cha-cha-chá y mambo de temas famosos del repertorio anglosajón, ganando $90 a la semana. Corría la época de mediados de los años 50, justo en el auge del salón de baile El Palladium, donde dominaban las orquestas de Machito, Puente y Rodríguez y en el que pronto se habilitó un espacio para el destaque de su trabajo creativo.
Mientras, Joe Quijano se ganó la vida como mensajero de una compañía fotográfica que ubicaba al lado del Palladium, en la calle 63 y Broadway, de donde salió a laborar como vendedor de los sellos Tico y Fiesta Records, con lo que ganó experiencia en el manejo de la industria del disco. En el año 1956, Joe Quijano viajó a Cuba con la intención de familiarizarse con el movimiento musical de ese país, fascinado con el trabajo que desempeñaban grupos como la Orquesta Aragón, La Sonora Matancera, Benny Moré y otros.
De todos fue armando su propuesta armónica, marcando la diferencia en la combinación de dos trompetas, una flauta y un coro al unísono, persiguiendo el sonido de la tradicional charanga cubana.
1958 es el año de la grabación del tema “La Pachanga se baila así”, después de haber grabado “Descarga Charanga”, en el cual decía que bailaran Charanga, Joe Quijano reconoce que él y todos los que decían lo mismo estaban equivocados, realmente se debía decir van a bailar con esta Charanga (refiriéndose a la agrupación musical); lo que se baila con el formato de Charanga es el Danzon y otro ritmo para bailar es la Pachanga.
“La Pachanga se baila así”, se convirtió desde sus inicios en el tema bandera de Joe Quijano, se ha grabado en múltiples sellos musicales de diferentes países y aun ahora suena como en sus mejores días.
La formación inicial de su orquesta estuvo integrada por Bobby Valentín (trompeta), Hermán González (trompeta), Bobby Nelson (flauta), Pedro Pérez (piano), Lidy Figueroa (bajo), Luis Goigochea (conga), Chiqui Pérez (timbal) y Paquito Guzmán (voz). Como líder de orquesta, Joe Quijano logró su primera grabación en un disco de 45 rpm, que incluyó los temas "Rumba en Navidad" y "Descarga charanga", en 1959.
Un año más tarde grabó su primer disco de larga duración para la firma Spanoramic, "A Cataño" (1960), seguido por "Volví a Cataño", el mismo año. En ambas producciones se destacó la participación de Paquito Guzmán cantando pachangas, boleros y guarachas.
La distinción en la voz de Paquito Guzmán acompañó a Joe Quijano en las producciones "Mr. Pachanga en Changa" (1960, sello TeeJay), "La pachanga se baila así" (1961, Columbia Records), "Everything Latin" (1962, Columbia Records) y "Dance to the Bossa Nova, the Mambo, the Cha Cha Cha" (1962, Columbia Records), en los que se destacaron, entre otros, los temas "La flauta de Bartolo", "La lluvia" y "Desafinado".
Luego de establecerse con solidez en el mundo de la canción latina de Nueva York, la siguiente hazaña de Joe Quijano fue fundar su propio sello discográfico, Cesta Records, emprendiendo así una carrera artística que combinó la faceta de músico, cantante, productor y empresario.
Su primera producción para su firma fue "The World´s Most Exciting Latin American Orchestra and Revue" (1962), que incluyó la participación de Paquito Guzmán, Charlie Fox, Bobby Valentín y Eddie Palmieri, entre otros grandes músicos.
Tras ese álbum se produce la salida del vocalista Paquito Guzmán, que fue sustituido por Chaguito Montalvo y Willie Torres, quienes permanecieron por espacio de cinco años con el grupo, participando en los álbumes "Swings Uptown and Downtown" y "Shings-a-lings" , ambos producidos en 1963.
En 1964 aparece el disco "Party Album", que es el primero en que figura como vocalista Joe Quijano, acompañando a Chaquito Montalvo. Ese mismo año aparece "Joe Quijano with Strings", el primer trabajo netamente romántico del percusionista y director orquestal y que apareció al mercado luego de su participación con Edye Gorme y el trío Los Panchos.
Tras la salida del grupo de Chaguito Montalvo, Joe Quijano reclutó a Pedro "Bolita" Gómez, quien fue el último cantante que mantuvo en su Cachana, al optar por asumir él toda la responsabilidad vocal.
En la misma década de los sesenta, Joe Quijano también incursionó en la grabación de baladas con montuno. Con su voz grave impuso algunos temas en esta década y en la siguiente. Entre otros mencionemos: "Love Story" de Francis Lai, "Cómo has hecho" de Domenico Modugno, "Yo soy aquel" el éxito de Raphael, "Lo mismo que a usted" de Palito Ortega, "Mary es mi amor" de Leo Dan en sabrosa versión de chachachá, "It's too late" de Carole King, "Quién" de Charles Aznavour --incluido en un álbum de 1977 con el sugestivo nombre de "Joe Quijano canta boleros para amores fracasados" donde también incluye otros temas de baladistas norteamericanos--; "New York, New York", el mismo conocido por todos por Frank Sinatra, ahora en una versión mambeada y "María va camino a la vejez" de Leonardo Favio. El coleccionista Ricardo Sánchez sugiere que si se quiere dar una paternidad a la "salsa-balada", Quijano merece la primera oportunidad porque fue el que más hizo méritos en estos años.
A finales de la década de 1960, su desempeño como disquero no pudo contener el control que ejerció sobre la industria el naciente imperio de Fania, que más allá de mantener un monopolio sobre las producciones de salsa, controló sus talentos e influyó sobre las programaciones radiales.
en noviembre de 1969 comenzó una jornada de trabajo como orquesta de planta en el salón Siboney del hotel San Gerónimo Hilton (hoy Condado Plaza), acompañado de un grupo de valiosos músicos que encabezó Israel López "Cachao", Paquito Pastor y Heny Álvarez.
Dos años más tarde, en 1971, fundó su propio club, el Latin Loundge en Isla Verde, al tiempo que se mantuvo haciendo producciones discográficas con su conjunto aunque sostiene que era "para hacer catálogo".
Al filo del año 1976 regresó a Nueva York y armó una orquesta grande para tocar en los Junior´s Dancers, una experiencia que no duró mucho tiempo.
"Volví a salirme del giro de la calle porque casi no pagaba. También había que ir a batallar con el masacote del conjunto y como no tenía quien me respaldara, y la Fania estaba muy fuerte y se había quedado con la radio, me fue difícil y volví a trabajar para los bailes de sociedad", manifiesta..!!

Joe Quijano

A Joe Quijano debe mirársele como uno de los responsables del desarrollo de la música latina en la década de los sesenta del siglo pasado en Nueva York durante el desarrollo del ritmo de Pachanga y la proliferación de los grupos de Charanga…!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario